Que hacer en San Petesburgo [Guía completa y mapa]

Al igual que nos paso con toda Rusia, o mejor dicho todos los lugares de Rusia que visitamos (que Rusia es tan grande, que igual sería generalizar un poco) San Petesburgo nos encantó.

Rusia ha sido un país que no iba sorprendiendo con cada paso o kilómetros que recorríamos con nuestra furgo. Es tanta la distancia que separa a cada lugar, cada ciudad, cada rincón, que hace que cada uno no tenga nada que ver con el anterior, siendo una sorpresa constante.

Emocionado por conocer la segunda ciudad más grande de Rusia después de Moscú ¡Allá vamos!


Que hacer en San Petesburgo

San Petesburgo es de esas ciudad que nos han dejado con la sensación, de que a no ser que contéis con tres vidas, es imposible de conocer por completo. Igual exageramos un poquito:) pero si es cierto que hay tantas cosas que visitar y tanta historia por conocer, que a nosotros se nos quedaron muchas cosas en el «tintero».

Cuando nos sucede algo así, siempre lo tomamos positivamente y pensamos ¡lo que nos hacía falta para volver en una segunda ocasión!

Además de esa excusa perfecta para nuestras dobles visitas, aquí también venimos hablarte sobre nuestro viaje a San Petesburgo, lo que hicimos, lo que más nos gusto y por supuesto, en que lugares repusimos energía con una gran hamburguesa.

Para viajar a Rusia es obligatorio contar con un seguro de viaje. Os dejamos un descuento para IATI del 5% y otro descuento para Mondo Seguros.

Plaza del Palacio

La Plaza de Palacio es hoy en día un lugar emblemático, lleno de gente que visita el famoso Palacio del Hermitage. Este lugar fue muy importante durante todo el Imperio ruso.

En el mismo sitio donde nosotros esperemos para entrar a ver el Palacio de Invierno (uno de los edificios que forman el Museo del Hermitage) tuvieron lugar la revolución que hizo caer a la dinastía de los zares (Revolución de Octubre) y la mala decisión de abrir fuego contra los civiles que solo luchaban por combatir el paro y el hambre ( en el Domingo Sangriento) en la primera mitad del siglo XX.

Plaza del Palacio
Plaza del Palacio

Además de los edificios barrocos y de corte clásico que rodean la plaza, en el centro, llama rápidamente la atención una columna que nos hará subir la cabeza todo lo que nos permita el cuello. Es la Columna de Alejandro, con casi 50 metros de altura y 600 toneladas. Fue construida para conmemorar la victoria rusa contra Napoleón y la invasión francesa.

Como anécdota sobre este monumento, os contamos que todo el pueblo de San Petesburgo creía que esa columna era imposible de sostenerse por si sola (ya que no esta atada al suelo, simplemente se sostiene por su peso sobre su pedestal) y para demostrar que no era así, el rey Nicolás salía a tomar el café justo debajo para demostrar lo segura que era.

El Museo del Hermitage

Sabíamos que la visita al Palacio del Hermitage era una parada obligatoria en nuestra visita a San Petesburgo. Lo que no sabíamos es que nos iríamos de esta ciudad rusa con «una relación de amor-odio» con este edificio.
Dicha relación de «amor-odio» con este lugar, es debido a la gran cantidad de grupos y personas que se acercan a disfrutar de esta obra de arte. Llega un punto que no puedes andar por los pasillos, apreciar las distintas salas, o disfrutar de las obras de arte.

Pero aunque se de esa situación, no hay duda de que el Palacio del Hermitage recopila tantísima información histórica, en obras de arte, en colecciones de objetos y utensilios de la realeza rusa, reliquias egipcias..que es una maravilla que todo ello se haya conservado y expuesto para poderlo visitar.

En el Museo del Hermitage también hay exposiciones con objetos de muchas otras épocas y culturas
En el Museo del Hermitage también hay exposiciones con objetos de muchas otras épocas y culturas
Antes de vuestra visita a San Petesburgo recomendamos mucho la serie «Los últimos zares» que encontraréis en Netflix. Donde en una mini-serie, podréis conocer la historia de Rusia, más en concreto la de San Petesbugo, la dinastía de los zares, las revueltas del pueblo ocurridas alrededor del Museo del Hermitage, etc.

Ver el Palacio del Hermitage a través del filtro de la historia, consigue que apreciemos detalles que de otra manera no haríamos

Entradas para el Museo del Hermitage

Para poder entrar al Museo del Hermitage, las entradas se pueden adquirir en taquilla, en las taquillas automáticas antes de entrar o por internet.

Recordar que los lunes el Museo del Hermitage esta cerrado. Y tener presente que los miércoles y los viernes, el horario de apertura es mayor por lo que se puede disfrutar más tranquilamente de la visita

Las personas (como nosotros por estudiantes) que tengan que acreditar alguna situación para beneficiarse de un descuento en el precio de la entrada, no tiene más remedio que comprarlo en la taquilla del museo para poder demostrar al empleado/a el documento que verifique dicha situación.

Salón de los zares del Palacio de Invierno
Salón de los zares del Palacio de Invierno

Los estudiantes entran gratis, hecho que nos hizo mucha ilusión pues nos pudimos ahorrar los 700 rublos (menos de 10€ al cambio) que vale en situación normal el Museo del Hermitage. Los locales disfrutan de un precio mucho más ventajoso, pero también tienen que hacer cola para demostrar su nacionalidad. Esto se resume, en que aunque os beneficies de un precio os tocará hacer un poquito de cola.

Todo el oro parecía insuficiente para los zares de Rusia
Todo el oro parecía insuficiente para los zares de Rusia

Al entrar normalmente te encuentras cola en ambas puertas, derecha e izquierda. Una vez entréis no os quedéis en la cola de la primera taquilla, puesto que si rodeáis un poco más el hall de entrada hay varias.

Nosotros quedamos muy sorprendidos ya que la entrada al Museo del Hermitage (la cual indudablemente incluye todo el «edificio azul y blanco» que corresponde al Palacio de Invierno, también los colindantes y de posterior construcción de color amarillo, que serían el Teatro del Hermitage, el Hermitage pequeño y el Hermitage Viejo.

Arco del triunfo, en la Plaza del Palacio
Arco del triunfo, en la Plaza del Palacio

Pero también incluye el edificio de enfrente (a la izquierda del arco del triunfo que queda enfrente del Palacio de Invierno), que es el Nuevo Hermitage (siendo este un museo de arte) y mucha gente no sabe, al estar totalmente apartado del palacio, que con la entrada del Palacio del Hermitage tienen la entrada gratuita.

Vestidor del Museo del Hermitage

Una vez dentro (al igual que en muchos otros museos y visitas en Rusia) es obligatorio dejar los abrigos, bufandas, etc. en el vestidor gratuito que encontraréis bajando las escaleras, justo después de las taquillas.
Hay muchos vestidores, donde dejar tu ropa. Os darán una ficha para entregar después de la visita y recuperar el abrigo y objetos personales que hayáis dejado para no pujar por ellos (lo agradeceréis por que dentro se anda mucho).

Precioso salón de arte del Museo del Hermitage
Precioso salón de arte del Museo del Hermitage

Nosotros aconsejamos que lo dejéis en los armarios más cercanos a las escaleras de acceso a los vestidores, ya que los grupos van a los mas alejados (ya que son los primeros que se encuentran en la salida del Palacio) y si vosotros conseguís dejarlos, lo más alejado posible de los grupos, agradeceréis minimizar las grandes colas que «se montn» en el momento de cierre del museo.

Para entrar después de los vestidores al Museo del Hermitage, se pasa por un arco de seguridad, donde se vigilan las mochilas. Esta prohibida la entrada con bebidas y alimentos (nosotros tuvimos suerte y no nos dijeron nada por el agua). Existe una cafetería y maquinas expendedoras dentro, por si tenéis pensado quedaros a comer, o hacer una comida ligera, ya que una vez se entra en el Museo  del Hermitage no esta permitido salir y volver a entrar para comer, etc.

Visita del Museo del Hermitage

La visita al Museo del Hermitage depende muchísimo del tiempo con el que contéis para dedicarle. Si por vuestra situación tiene que ser una visita rápida será mejor que la organicéis con tiempo, estructuréis que no queréis perderos e ir directamente a esos puntos. En este caso la web oficial del Palacio del Hermitage os ayudará.

Si contáis con algo más de tiempo podréis ver el palacio con una visita guiada, con la que conseguiréis una visita más dinámica, y podréis dar contestación a las dudas que os vayan surgiendo. Podréis encontrar información sobre las visitas guiadas en «Visitas guiadas por el Museo del Hermitage»

Info de interés para planificar tu visita a San Petesburgo

¿Un seguro para viajar a San Petesburgo? 5% de descuento en tu Seguro IATI.

¡Ni una comisión bancaria más! 10€ de regalo en tu tarjeta gratuita Bnext..

Encuentra los mejores hoteles en San Petesburgo aquí.

Vuelos baratos a San Petesburgo aquí.

Cómo alquilar un coche en San Petesburgo aquí.

Los mejores tours y actividades en San Petesburgo aquí.

Más info sobre cómo planificar un viaje, aquí

Y si contáis con mucho tiempo, y sois de los que os gusta ir buscando información por vosotros mismos de las cosas que os causan más interés, o preferís ir más tranquilos y a vuestro ritmo podréis visitar el Palacio del Hermitage por libre o utilizando un audio guía.

Iglesia del Salvador sobre la Sangre Derramada

Muy cerca del Palacio del Hermitage se encuentra la Iglesia Salvador sobre la Sangre Derramada. Esta situada justo al lado de unos de los canales de San Petesburgo; De hecho, si seguís el canal que veis desde la Plaza del Palacio, por donde transcurre el Río Moika, os conducirá hasta esta iglesia.

Hacer un FreeTour para descubrir las maravillas de San Petesburgo
Hacer un FreeTour para descubrir las maravillas de San Petesburgo

Nosotros la visitamos pero disfrutando únicamente de su colorida fachada. Venimos «mal acostumbrados» de los países que visitamos anteriormente en nuestro viaje por Europa, donde las iglesias, catedrales, mezquitas, sinagogas no eran de pago, y en cambio esta tiene un precio de 350 rublos (que al cambio son menos de 5€), y por esa misma razón nos quedamos admirando la fachada.

Entre el Palacio del Hermitage y la Iglesia del Salvador de la Sangre Derramada se encuentra la cafetería-pastelería Булочная Ф.Вольчека №91. Es un sitio perfecto para coger fuerzas entre ambas visitas y es uno de los locales más baratos que vimos en San Petesburgo. Mientras que los cafés suelen rondar los 4€ , aquí podéis disfrutar de café más pieza de bollería por la mitad.

Nos quedamos mirando como si fuésemos niños esas cúpulas que coronan todos los «pirulis». A nosotros nos recuerdan a los «chupa-chus» o bastones de caramelos, con el dibujo de sus formas: rayas, colores dorados brillantes, o puntos de colores.

Recordar que si queréis visitarla por dentro los miércoles no tiene las puertas abiertas.

Fortaleza de San Pedro y San Pablo

Esta fortaleza fue construida por Pedro el Grande, después de derrotar a los suecos, los cuales tenían una fortaleza en el Río Neva. Río que Pedro el Grande ansiaba conseguir para poder sacar a San Petesburgo de su decadencia económica por el hecho de no tener salida a mar abierto.
La creación de la Fortaleza de San Pedro y San Pablo en la Isla de Záyachi, es la segunda atracción turística más famosa de San Petesburgo.

Fortaleza de San Pedro y San Pablo
Fortaleza de San Pedro y San Pablo

Para acceder a esta fortaleza se han de cruzar uno de los dos puentes que unen la zona más céntrica de San Petesburgo con la Isla Záyachi: Loannovsky y Kronverksky. Una vez allí es gratis poder pasear por los jardines de la isla, o entrar y explorar la fortaleza y disfrutar de la playa para meter un pie en el Río Neva. Pero todos los edificios que allí encontraréis son de pago.

En la página web oficial de la Fortaleza de San Pedro y San Pablo podréis encontrar el listado de edificio con acceso de pago y su precio.

Para lo que viajéis con una mascota tener en cuenta que los animales tienen prohibido el acceso a la isla completa

Existe una entrada combinada para poder tener acceso a todos ellos sin preocuparse de pararse a comprar la entrada en cada uno, esta tiene un precio de 750 rublos (sin duda muy rentable por que tan solo la famosa Catedral de San Pedro y San Pablo ya tiene un precio de 550 rublos)
Si por el contrario no contáis con mucho tiempo, será mejor que investigáis un poco sobre que lugares os gustaría visitar dentro de esta fortaleza e ir únicamente a esos lugares.

Estando en este lugar, oímos un estruendo muy grande, nos pareció como el sonido de un cañonazo. Y es que efectivamente, en la Fortaleza de San Pedro y San Pablo, marcan la llegada de las 12:00 am de una manera un poco usual, disparan un cañón real y os podemos asegurar que retumba en todo San Petesburgo. Aunque avisados..susto os llevaréis como nosotros 🙂

¿Quieres conocer toda la historia que hay detrás de la Fortaleza de San Pedro y San Pablo? Recorrerla con un tour guiado donde te contaran todo sobre el lugar elegido por Pedro el Grande para construir un sistema defensivo.

 

Crucero Aurora

Si llegáis andando a la Fortaleza de San Pedro, tendréis muy a mano para visitar el Crucero Aurora. Este barco ha participado en la Guerra Ruso-Japonesa, así como en la Primera y Segunda Guerra Mundial.
Además de todas las batallas en las que lucho, siendo el único en no hundirse de los tres que formaban la clase Pallada (trío de buques construidos en San Petesburgo para la lucha por el Océano Pacífico), el Crucero Aurora fue el lugar desde donde se dio la señal a través de un disparo de uno de sus cañones para asaltar el Palacio de Invierno por los bolcheviques (grupo al que se habían unido la tripulación de este buque, sumándose a la revolución comunista).

Crucero Aurora
Crucero Aurora

Después de dejar de pertenecer a la Armada Rusa en 2012, se invirtió la friolera de 1,3 millones de dolares para su restauración. Hoy este barco de guerra es un símbolo de orgullo para los rusos.
Merece la pena visitarlo, aunque el museo interior no tenga la información en inglés, solo por poder tener acceso a una infraestructura naval de este calibre.

Catedral de San Isaac

La Catedral de San Isaac es uno de esos edificios que mientras los rodeas, y ves cada una de sus cuatro fachadas, cada una parece de un edificio diferente.

Esta catedral ofrece una vista de San Petesburgo preciosa, el inconveniente es que la entrada de la misma catedral va aparte de la entrada a la torre que dirige a la vista panorámica. La entrada a la catedral son 350 rublos a los que sumarle los 150 rublos de la entrada a la torre (un total de 7 euros)

Catedral de San Isaac
Catedral de San Isaac

Esta catedral ortodoxa, en la época de la Segunda Guerra Mundial, era utilizada por los nazis para orientarse. Por ello contó con una posición ventajosa frente a todos los demás edificios, y siendo esta la situación San Petesburgo la utilizo como almacenaje de muchas obras de arte. Aún así, en una de sus grandes columnas se pueden ver restos de una bomba que la alcanzó, sin causarle más destrozos que unas pequeñas muescas. ¿Qué en que columna? Esa búsqueda os la dejamos a vosotros.

Existe dos tarjetas «Saint Petesburg Card» y «Saint Petesburg Citypass» con las cuales podréis visitar muchas de las atracciones turísticas más conocidas. Dependiendo cual escojáis podréis subir en transporte público, saltaros las colas, y muchas otras ventajas.

 

La mejor forma de fotografiarla es dirigirse a la Plaza de Isaac, donde además de conseguir la mejor perspectiva de la catedral, podréis conocer también el hotel más caro y con más renombre de San Petesburgo, el Hotel Astoria. Como curiosidad, es el hotel donde se hubiese hospedado Hitler después de haberse hecho con la conquista de San Petesburgo (en esa época, Leningrado)

Catedral de San Isaac vista desde la Plaza San Isaac
Catedral de San Isaac vista desde la Plaza San Isaac

Esta catedral esta rodeada de una leyenda, que incluye la creencia de que los rusos son muy supersticiosos. La Catedral de San Isaac se construyo a petición de Pedro el Grande, ya que las primera de madera y la segunda de piedra se vinieron abajo. El arquitecto August Monferrand tardo en terminarla todo lo que pudo mientras construía otras obras en San Petesburgo, ya que los arquitectos de las otras dos iglesias murieron nada más terminarlas. Y un año después de terminar con la Catedral de San Issac ¿adivináis que pasó?

Otros lugares menos conocidos de San Petesburgo

Esta ciudad es tan inmensa que no podrían faltarle esos rinconcitos, esos edificios con historia, esos miradores..todo ello menos conocido y que no son nombrados en las rutas más conocidas para conocer San Petesburgo.

Estos lugares a nuestro parecer, son los que más te conectan con la realidad de la ciudad.

Mirador de Strelka

Después del puente «Palace Bridge», que une la parte donde se encuentra el Museo del Hermitage con la Fortaleza de San Pedro y San Pablo, os encontraréis con una bajada. Si os encamináis por esta, además de ver un montón de pescadores, llegareis a situaros casi a la altura del agua donde el Río Neva dibuja una «Y».

Vista diferente del Muelle de Palacio

Allí hay una panorámica preciosa de todos los edificios que se encuentran alineados en el Muelle del Palacio. Veréis el Palacio de Invierno, su teatro, el Puente del Hermitage. Una vista preciosa de todos los edificios de corte clásico y renacentistas «al ras» del Río Neva. Desde aquí también podréis ver la Fortaleza de San Pedro y San Pablo, desde una perspectiva desde la que apreciaréis el tamaño de la «Isla de las Liebres» donde esta construida.

Justo esta zona, el encuadre de este lugar que se puede observar desde el inicio del «Palace Bridge», lo podréis encontrar también en los billetes de rublos rusos.

Casa singer

En la calle Nevsky Ave se encuentra la famosa empresa de máquinas para coser. Esta quería construir un edificio que sobresaliese sobre todo San Petesburgo. Por aquel momento, existía una ley que obligaba a todos los edificio a tener la misma altura.

Casa Singer San Petesburgo
Casa Singer San Petesburgo

La empresa Singer se tuvo que acomodar a la norma, pero no contenta con ella decidió seguir con la idea de sobresalir. Y lo hizo, ya que esta rodeada de edificios normales, mientras que este este edificio esta coronado con una cúpula verde que sobresale sobre todas las demás construcciones.

Librería y tienda de souvenirs

La Casa Singer de la que os hablamos en el punto anterior, es hoy día una librería. Aunque libros en ruso quizás no vayáis buscando, esta librería es también una tienda de souvenirs de las más curiosas que visitamos en esta ciudad. Desde lo típicos gorros rusos, tazas preciosas, imanes, chocolates con fotos de San Petesburgo, pines, vasos de chupito para vodka. Todos los precios son muy asequibles dentro de lo que se encarnecen este tipo de regalos en lugares turísticos.

Puentes de San Petesburgo

Si visitáis la ciudad de San Petesburgo con vuestro propio vehículo o alquilado deberéis saber que los puentes que permiten cruzar los canales de la ciudad con el coche, también permiten surcar sin problema el agua de los canales a todo tipo de barcos.

Con esto queremos deciros que prestéis atención a los horarios en los que queréis cruzar de un lado a otro de los canales, ya que los puentes tienen una infraestructura que permite elevarlos para que crucen los barcos. Suele ser a horas alejadas de los momentos de más tráfico o que el turismo esta más activo, pero quizás si cenáis en el centro para ir luego más tarde al hotel o debéis ir al aeropuerto o alguna estación a una hora más rara de lo habitual, debéis tenerlo presente.

Puentes levadizos de San Petesburgo
Puentes levadizos de San Petesburgo

En la página de Mostrotest (quienes llevan el desarrollo del tráfico relacionado con los puentes levadizos) podéis investigar un poco más sobre la apertura de puentes y el tráfico de vehículos. Nosotros no pudimos verlo en directo, pero desde luego tiene que ser todo un espectacular ver una construcción tan grande como esos puentes, abrirse por la mitad.

Coger el metro en San Petesburgo

Al igual que en la ciudad que visitamos anteriormente a San Petesburgo, Moscú, este tiene uno de los metros más impresionantes de toda Rusia. Tenéis que sacar un rato para poder visitarlo, no solo por la función que hacen como transporte público, si no por la obra de arte que han construido 110 metros bajos sobre tierra.

Si queréis conocer todos los secretos del metro de San Petesburgo, no os podéis perder el tour guiado que os llevará por el entramado suburbano de la segunda ciudad más grande de toda Rusia, el metro de San Petesburgo.

Las estaciones de metro de San Petesburgo se han construido de tal forma, que en vez de estar esperando al metro, parece que se esta paseando por una galería de arte. El diseño, la estructura, los relieves, los materiales, el modo de decoración, hace que todo junto sea una parada obligatoria dentro de los lugares para visitar en esta gran ciudad.

Por el precio de 45 rublos ( menos de 0,70 euros al cambio) podréis perderos entre los 118 km de largo que tiene la red de lineas de este transporte público ruso.

FreeTour en San Petesburgo

A pesar de que ya llevábamos estudiada la historia de Rusia durante todo el viaje, a través de series como  «Los últimos Zares», decidimos que este lugar tenía tanta historia en sus cimientos que sería necesario escuchar todos esos hechos, historias, conflictos, curiosidades que solo las personas que viven allí saben narrar, que decidimos hacer un FreeTour.

La Plaza de Palacio junto con la Catedral de San Isaac de fondo
La Plaza de Palacio junto con la Catedral de San Isaac de fondo

Si no sabes como funcionan los FreeTour te lo explicamos en nuestro post «Free Tour, todo lo que debes saber».
Hicimos una muy buena elección, por que aprendimos muchísimo sobre esta ciudad, sobre toda la historia que rodea a Rusia y los zares, vimos los edificios más famosos a la vez que conocimos mucho que no lo eran y escondían una historia, una leyenda o habían sido especiales en algún hecho importante.

Si quieres conocer San Petesburgo de la mano de una persona que te puede contar todo desde los inicios de los primeros zares y además poder resolver todas las dudas que te vayan surgiendo sobre la forma de vida o cultura de los rusos, no dudéis en echar un vistazo a los FreeTours disponibles en San Petesburgo y elegir uno sobre la temática que más os interese.

Donde dormir en San Petesburgo

San Petesburgo es una ciudad que esta comenzando a ver el turismo como un sector en auge y por ello comienza a crearse mayor oferta de lugares donde descansar mientras descubrimos esta ciudad.
Dependiendo de si buscáis estar cerca del centro, si sois más de apartamento o de habitación, del presupuesto con el que contéis en vuestro viaje decidiréis pasar la noche en un hotel y otro alojamiento.


Booking.com

Nosotros os dejamos este mapa con toda la oferta indicada en un mapa y con su precio, que de un solo vistazo os ayudará a filtrar y a conseguir el lugar adecuado. Y después de esto, solo queda fantasear con el viaje 🙂

Donde pernoctar con furgoneta en San Petesburgo

Uno de los lugares más céntricos donde hemos dormido con nuestra furgo fue en San Petesburgo, en un parking situado a menos de 5 minutos andando del Museo del Hermitage.

San Peteburgo precioso por la noche con todas las luces iluminando sus principales atractivos
San Peteburgo precioso por la noche con todas las luces iluminando sus principales atractivos

Además de estar tan bien situado, por la noche era bastante tranquilo a pesar de ser céntrico. Este parking gratuito fue nuestro lugar para pernoctar por las 3 noches que pasamos allí. Cerca del centro de San Petesburgo, con supermercados a menos de 200 metros y cerca de un local donde nos sirvieron una de las hamburguesas más ricas que hemos comido en todo el viaje.

Donde comer en San Petesburgo

Nosotros, al llevar «la casa a cuestas» ya que viajamos en nuestra furgoneta camper, no solemos salir mucho a comer fuera. Pero en este caso si, y que felices de hacerlo, por que dimos con un lugar genial.
Hood Street Food es un local con comida para llevar (aunque en verano tiene una terraza en el tejado donde poder comer) que sirven comida vegana. Esta a menos de 15 minutos del Palacio del Hermitage. Tiene una carta que te hará difícil la decisión de que escoger: perritos calientes, hamburguesas con pan de carbono, aritos de cebollas, tartas de chocolate y todo sin un solo alimento de procedencia animal.

Hamburguesa vegana en San Petesburgo
Hamburguesa vegana en San Petesburgo

Sin duda una de las mejores hamburguesas que he probado en todo nuestro viaje por Europa. Os dejamos su instagram oficial para que se haga «la boca agua» y veáis que no mentimos.

Otra opción donde tienen desde comida típica a todas las opciones de comida que imaginéis (china, italiana, hamburguesas, pizzas, sopas, etc) es Tokio City. En toda Rusia es muy típico los restaurantes buffet, donde vas escogiendo platos que se muestran en vitrinas. Es de lo más económico y además es muy variado, probando de manera sencilla todos los platos típicos rusos, pero sin dejar de lado algún otro antojo.

Pequeño Palacio de Invierno
Pequeño Palacio de Invierno

San Petesburgo es una ciudad aún en desarrollo para el turismo, y aún así son tantas las actividades que se pueden realizar que podríamos hacernos viejos hablándoos de todas ellas. Por eso en este post hemos hablado sobre las que realizamos nosotros y más nos gustaron.

Esperamos volver en una segunda ocasión, en otra estación del año que no sea invierno y nos quedemos congelados en nuestra visita, y poder hacer la segunda parte con otras mil cosas, que seguro que las hay en esta ciudad, que hacer para explorar 100% San Petesburgo.

1 comentario en «Que hacer en San Petesburgo [Guía completa y mapa]»

Deja un comentario

¿Utilizas AdBlock? ¡No hay problema!
Seguro que te interesan nuestros libros: Cómo camperizar una furgoneta y la Guía de la #VanLife